Subir

Instrucciones a Seguir en Caso de Pérdida o Daño

« Volver

Inspeccionar las mercaderías inmediatamente

En caso se sospecha una pérdida o daños no entregar un recibo en limpio, sino que se debe especificar en la documentación (por ejemplo: la guía de remisión del camionero) el alcance o magnitud de los daños verificados o sospechados.

Asegurar los derechos de terceras partes

Las compañías navieras, empresas de transporte terrestre, de aviación, de ferrocarril, correo, agentes de carga, autoridades aduaneras, portuarias, almaceneras deben ser:

  • Invitados a efectuar una inspección conjunta (joint survey). Pulse aquí para ver un modelo.
  • Requeridos a certificar la pérdida o el daño.
  • Responsabilizados mediante una carta formal, escrita, con su cargo debidamente sellado y firmado. Pulse aquí para copiar un modelo.

Minimizar las pérdidas

Debe tomarse la precaución de minimizar las pérdidas o los daños producidos, evitando así se incremente el monto de la reclamación. El no hacerlo podría dificultar su reclamación ante los aseguradores.

Contacte de inmediato a su comisario de averías

  • Apenas se conozca de la pérdida o daño debe pedirse la presencia del comisario de averías nominado en la póliza o certificado de seguros.
  • No modificar el estado del cargamento y su embalaje hasta la llegada del comisario de averías, a menos que sea estrictamente necesario por el rubro anterior para minimizar la pérdida.
  • El comisario de averías solamente inspeccionará las mercaderías y podría emitir recomendaciones solamente. No tiene autoridad para comprometer la responsabilidad de los aseguradores.
  • La nominación de comisarios de averías no compromete de ningún modo a estos para que cancelen las reclamaciones.

Avisar a sus aseguradores

Notificar inmediatamente a los aseguradores remitiendo:

  • Formulación de la reclamación. Pulse aquí para ver un modelo.
  • Póliza o certificado de seguro.
  • Informe del comisario de averías.
  • Factura comercial.
  • Conocimiento de embarque, guía aérea, carta de porte, u otros contratos de transporte o almacenamiento.
  • Lista de contenido o empaque.
  • Documentos que certifiquen el número de bultos, medidas o peso en el momento del embarque y del arribo.
  • Correspondencia responsabilizando a terceras partes, según lo dicho más arriba.

Ningún reclamo podría ser considerado por sus aseguradores sino se formula la reclamación dentro del plazo señalado por la póliza de seguros.