Subir

Condensación de la carga

« Volver

Formación de exudación de la carga en contenedores en el caso de aumento de temperatura debido a la ruta marítima: Travesía hacia los trópicos

La exudación de la carga ocurre si la temperatura de la superficie de la misma es menor que la temperatura del punto de rocío del aire externo (TLO < A). El contenedor estándar cerrado aquí considerado (ver figura) proporciona la ventaja notable de que el aire externo tiene poco acceso a la carga situada dentro del contenedor.

TA - temperatura, externa TLO – temperatura de la superficie de la carga
TW – temperatura del agua φA – humedad relativa externa
TL – temperatura de la carga A – punto de rocío externo
TR – temperatura de la bodega R – punto de rocío de la bodega

 
Figura: Formación de exudación de la carga en el caso de aumento de temperatura debido a la ruta marítima: Travesía hacia los trópicos

Sin embargo, en este caso es importante no subestimar el nivel de intercambio de aire a través de pequeñas aberturas de ventilación y filtraciones en las puertas que ocurren cuando hay fuertes vientos. El intercambio de aire es suficiente para iniciar procesos de corrosión y otros procesos físicos, químicos o biológicos en mercancías, como el azúcar granulada en bolsas, cemento, químicos, etc., los cuales ya han sido afectados perjudicialmente por ligeros depósitos de humedad. En dichos casos, estas aberturas deberán ser cerradas (usando selladores) y asegurarse de sellar bien las puertas, ya que muchos de estos artículos crean su propio microclima, el cual es perfectamente adecuado para su almacenaje.

La posibilidad de detener el intercambio de aire también crea condiciones para operaciones de transporte nuevas que hasta ahora no hubieran sido consideradas o estaban asociadas a riesgos considerables, por ejemplo el transporte de azúcar blanca de Europa hacia los trópicos en invierno. Al momento del desembalaje se encontró que el azúcar había liberado humedad del interior hacia fuera sobre las bolsas (de yute) con las que se había envuelto y que se había aglutinado, es decir, que se había endurecido. Este patrón de daño podría explicarse de la siguiente forma:

En travesías relativamente largas las bolsas interiores de la ruma se mantienen frías por más tiempo; debido al comportamiento de absorción (absorción de vapor de agua por un elemento higroscópico hasta que el equilibrio es alcanzado) el vapor de agua es llevado desde el azúcar externo más tibio al azúcar más frío al interior de la ruma. El resultado fue manchas de agua en las bolsas de azúcar del centro de la carga fría, mientras que las bolsas exteriores se endurecieron.

Mercancías estibadas en contenedores en forma de bloque largo no pueden calentarse en el transcurso de una travesía de apenas unos cuantos días. Las condiciones de ventilación no están dadas. Al momento del desembalaje las bolsas se humedecen debido a la condensación del aire tropical tibio y húmedo en las bolsas aún frías antes de que éstas sean entregadas al recibidor.

El contenedor no deberá ser abierto inmediatamente en el puerto de destino. La carga, la cual está sellada sin entrada del aire exterior de forma virtualmente hermética, tiene entonces tiempo para adaptarse al nivel de temperatura del puerto de destino.

Contenido de agua del embalaje, material complementario y maderos como fuente de exudación

Los embalajes y maderos de estiba también pueden ser considerados fuentes de cantidades relativamente grandes de exudación. Si un contenedor que lleva 20 toneladas métricas de carga general contiene 2 toneladas métricas de maderos de estiba y madera de cajas, y éstos tienen un contenido de agua de 30% en lugar del 15% recomendable, el embalaje nomás introduce 0.6 toneladas métricas = 600 kilogramos de agua en el contenedor. Tales grandes cantidades de agua existen en la madera de cajones cuando la madera está demasiado verde o los cajones fueron almacenados al aire libre y empapados de lluvia.

Estos 600 kilos de agua se evaporan (son liberados de la madera) hasta que el aire en el contenedor se sature con vapor de agua (100% humedad relativa). Durante la noche el contenedor se enfría y el aire ya no puede "sostener" el vapor de agua, por consiguiente aparece la condensación en el techo y paredes del contenedor (exudación del contenedor).  La cantidad de condensación puede ser tanta que realmente "llueve". Este proceso podría repetirse día tras día. Su intensidad depende, entre otras cosas, de las diferencias de temperaturas, las cuales pueden subir cuando se pasa de una zona climática a otra.