Subir

Humedad en transporte de arroz

Herrera DKP Emisión: 14 de septiembre de 2005

Si es usted un importador o exportador y tiene una pérdida o daño que denunciar pulse aquí para que conozca los procedimientos básicos.
Herrera DKP Online es un correo electrónico no periódico que se emite con el afán de dar noticias y aportes al mercado peruano de seguros de Transportes y en Comercio Exterior. Visítennos en www.hdkp.pe o en Adicionales. El mensaje puede ser leído mejor si su programa de correos tiene activada la lectura en html.
Si considera que este mensaje puede ser de interés para un compañero suyo favor envíeme su email. Si usted no desea continuar recibiendo estos mensajes respóndame poniendo la palabra Remover en el rubro Asunto.


Cómo evitar daños por humedad durante el transporte de arroz

El arroz embolsado, especialmente aquel que se exporta de Vietnam, a menudo llega a los puertos de descarga enmohecido aun cuando las bolsas se encuentren en buenas condiciones externas, y sin huella alguna de mojadura externa. Por lo general la causa se debe a un contenido demasiado alto de humedad del arroz al momento de su carga.

El arroz es una planta gramínea anual semi-acuática. Puede crecer en una gran variedad de regiones, desde planos inundados hasta laderas secas y montuosas.  En el sudeste de Asia el arroz se cultiva en tierras extremadamente inundadas y a menudo se recolecta con un contenido de humedad mucho más alto que aquel en el que se puede almacenar sin riesgos. El secado empieza en el campo, después que los granos han alcanzado pleno desarrollo dependiendo de factores como el clima y la humedad del campo. Luego de la cosecha el arroz debe ser secado hasta obtener un contenido de humedad que sea seguro para el almacenamiento. La humedad es la clave para un almacenamiento seguro de todo producto ya que la actividad biológica ocurre sólo cuando hay suficiente humedad presente.

Un contenido de humedad de 14% es el máximo absoluto permisible, y de preferencia deberá ser menor. Las investigaciones científicas han demostrado que el arroz blanco con un contenido de humedad de 14.5% almacenado a 30° C muestra un desarrollo de moho 60 días más tarde.

Los certificados de calidad emitidos en Vietnam a menudo mencionan un contenido de humedad máximo de 14%, pero esta cifra debe ser considerada cuidadosamente por las siguientes razones: 

  • Existen varios métodos para analizar el contenido de humedad, el cual puede diferenciar hasta en 1%. Por lo menos dichos certificados deberían mencionar el método de análisis.
  • Una sola cifra para el contenido de humedad máximo no tiene sentido. Se debería mencionar los valores reales, tanto mínimo como máximo. Podría ocurrir que la cifra mencionada esté basada en resultados promedio, pero son los granos con el mayor contenido de humedad los que dañan el cargamento.
  • Obtener muestras enteramente representativas de un cargamento, que a menudo consisten de 50,000 bolsas, es muy difícil.

¿Qué medidas debería tomar el Capitán o armador para limitar daños?

La detección de un cargamento demasiado húmedo, siempre que no esté verdaderamente mojado, no puede llevarse a cabo observando o palpando el arroz.  Sería prudente tomar muestras de las bolsas de cada embarque usando un muestreador de lanza o también llamado pluma y mantener las muestras en envases sellados para futura referencia. Sería ideal que los envases fueran sellados conjuntamente en presencia de los embarcadores.  A falta de un muestreador, se podría hacer un pequeño corte en las bolsas y dejar caer el arroz en una jarra. Por ningún motivo el arroz será extraído de la bolsa con la mano, ya que esto podría influenciar el contenido verdadero de humedad.

Además, con respecto al buen cuidado del cargamento se deberían seguir los siguientes consejos:

  • Las bodegas deben de estar adecuadamente limpias, secas y libres de cualquier olor extraño. Las sentinas deben de estar limpias y libres de exceso de agua.
  • Las bodegas deberán estar completamente provistas de palmejares, o en caso contrario, se deberían hacer palmejares usando maderos de estiba secos. A menudo se usan esteras o papel como material de estiba para colocar entre el cargamento y las planchas del casco. Esto no es recomendable, ya que este material se desmorona entre las cuadernas, y la condensación del buque podría mojar el material, afectando las bolsas. La falta de palmejares de estiba puede también causar desgarramientos en las bolsas.
  • La parte inferior de los compartimientos de carga deberán de estar cubiertos con doble madera de estiba. El revestimiento inferior deberá estar ampliamente espaciado y en dirección longitudinal; el revestimiento superior deberá estar colocado de un lado a otro de la bodega y estrechamente espaciado a fin de evitar que las bolsas se desmoronen entre las tablas. Una vez más, las maderas de estiba deberán de estar secas.
  • Si está lloviendo durante el periodo de carga se deberá secar las cubiertas de escotilla antes de abrirlas después que la lluvia haya cesado a fin de evitar que gotee agua en las bodegas. Se deberá verificar cuidadosamente la presencia de manchas de mojadura, y si las hubiera, se deberán rechazar dichas bolsas para su carga. 
  • Si el destino del cargamento es una región donde se espera que la temperatura ambiente disminuya en un periodo corto, y por consiguiente la creación de condensación en las bodegas del buque es inevitable, entonces la superficie de la carga deberá ser cubierta con esteras o papel para que este material atrape el goteo del agua de condensación. Por ningún motivo se cubrirá la carga con sábanas o mantas de polietileno, ya que éstas actuarían como una segunda cubierta y la condensación tomaría lugar debajo de las sábanas afectando directamente las bolsas ubicadas en la parte superior de la estiba.
  • Durante la travesía las bodegas deberán de estar ventiladas dependiendo del punto de rocío. Se deberá llevar un registro de las temperaturas y ventilación para probar que se tomó el debido cuidado de la carga durante la travesía.

Este artículo fue proporcionado por el Capitán Robbe de la Marine Survey Bureau HA Van Ameyde BV (Oficina de Peritaje Marítimo HA Van Ameyde BV)


Atentos saludos,

Carlos Peralta
Herrera DKP SRL Ajustadores y Peritos de Seguros
Teléfono: 464-1378 Fax: 452-3412 Email: cperalta@hdkp.pe


PD. Favor recordar que mi dirección electrónica es cperalta@hdkp.pe La dirección de envío de este mensaje es utilizada para evitar que mi dirección oficial sea detectada por robots pro spams. Si envias un mensaje a esta dirección su lectura inmediata no está garantizada.
Puede leer los boletines anteriores ingresando a aqui