Subir

Kastor Too – La historia de dos pérdidas totales

Herrera DKP Emisión: 4 de setiembre de 2007

Si es usted un importador o exportador y tiene una pérdida o daño que denunciar pulse aquí para que conozca los procedimientos básicos.
Herrera DKP Online es un correo electrónico no periódico que se emite con el afán de dar noticias y aportes al mercado peruano de seguros de Transportes y en Comercio Exterior. Visítennos en www.hdkp.pe o en Adicionales. El mensaje puede ser leído mejor si su programa de correos tiene activada la lectura en html.
Si considera que este mensaje puede ser de interés para un compañero suyo favor envíeme su email. Si usted no desea continuar recibiendo estos mensajes respóndame poniendo la palabra Remover en el rubro Asunto.


Escrito por Barlow Lyde & Gilbert

El buque Kastor Too se hundió luego de que su cuarto de máquinas ardiera por 15 horas.  Los armadores reclamaron una pérdida total absoluta (PTC) por incendio y/o explosión y/o ingreso fortuito de agua de mar: peligros estándares asegurados bajo una póliza de cascos. Los aseguradores rechazaron que el incendio haya causado el hundimiento y respaldaron dicho rechazo indicando que una pérdida causada por el ingreso inexplicable de agua de mar no se encuentra amparada por el riesgo asegurado conocido como “peligros del mar”. 

Los armadores posteriormente modificaron su caso a fin de sumar un reclamo de pérdida total constructiva (PTC) ya que, antes del hundimiento, sólo el costo para reparar los daños del incendio hubiera excedido el valor asegurado de la embarcación. Los aseguradores aceptaron que, basándose en las cifras, el buque era una pérdida total constructiva, pero rechazaron que los armadores pudieran recuperar por una pérdida total constructiva.

Los aseguradores presentaron varios alegatos para el reclamo por PTC.  Indicaron que no había habido abandono de la embarcación a favor de los aseguradores y, por consiguiente, el reclamo podía ser solamente por pérdida parcial.   También se argumentó que no podía haber dos siniestros, una PTC (por incendio) y una PTA (por hundimiento) y que la única pérdida verdadera era la PTA, la cual no se encontraba amparada por la póliza. Se sometió a consideración que el reclamo por PTC en realidad era un reclamo por daño no reparado el cual fue absorbido por la PTA. Finalmente, los aseguradores sostuvieron que al realizar el reclamo inicial por PTA, los armadores irrevocablemente habían escogido reclamar una PTA.

En un principio, el reclamo por PTC resultó a favor de los armadores, pero no fue así con la PTA. Aunque los aseguradores eran responsables de indemnizar a los armadores por la pérdida total, había un gran pero. Visto que el punto de la PTA había ocupado la mayoría del tiempo del tribunal, el Juez Tomlinson ordenó efectivamente a los armadores que asuman sus propios costos y que paguen 70% del costo de los aseguradores derrotados.

Los aseguradores apelaron el punto de la PTC y los armadores contra apelaron los costos.  El Tribunal de Apelaciones confirmó la decisión del juez Tomlinson la cual indicaba que los armadores podían reclamar una PTC y que este reclamo no estaba afectado por eventos subsecuentes, es decir el hundimiento del buque a causa del ingreso inexplicable de agua.

El Tribunal de Apelaciones también concordó en principio con el enfoque de costos por puntos, incluso la disposición que la parte victoriosa debería a veces pagar una considerable porción de los costos de la parte fracasada.   Sin embargo, dado que los armadores habían salido victoriosos en su reclamo de pérdida total, por consiguiente superando su propia oferta basada en el Apartado 36, el Tribunal de Apelaciones ordenó a cada parte que asuma sus propios costos. La Comisión de Apelación de la Cámara de los Lores no ha dado su visto bueno a los aseguradores para que apelen esta decisión ante la Cámara de los Lores.

 

El Apartado 36 es una sección del Reglamento de Proceso Civil inglés que crea un mecanismo diseñado para exhortar a las partes a llegar a un acuerdo antes de iniciar un juicio.

Las circunstancias de este caso extremadamente inusual podrían no repetirse.  Sin embargo, el caso plantea varios temas legales de interés en lo que respecta a la relación entre una PTC y una PTA, además de recalcar las posibles consecuencias y costos para la parte que sale favorecida en un aspecto de su reclamo, pero fracasa en el otro.

Atentos saludos,

Carlos Peralta
Herrera DKP SRL Ajustadores y Peritos de Seguros
Teléfono: 464-1378 Fax: 452-3412 Email: cperalta@hdkp.pe

PD. Favor recordar que mi dirección electrónica es cperalta@hdkp.pe La dirección de envío de este mensaje es utilizada para evitar que mi dirección oficial sea detectada por robots pro spams. Si envias un mensaje a esta dirección su lectura inmediata no está garantizada.
Puede leer los boletines anteriores ingresando a aqui